El poner mi experiencia en palabras puede llegar a quedarse corto porque resulta muy difícil explicar el proceso y ponerle límite a algo que desde que empieza nunca termina. Para mi implicó un cambio en la forma de ver las cosas, de actuar y de tomar decisiones.

 

Es una mirada desde otra perspectiva que me ayudo a cambiar ciertos aspectos de mi vida que me impedían llegar a ser la persona en la cual me proyecto. A través del coaching descubrí cómo afrontar de forma diferente las situaciones y  crear ciertos pasos para alcanzar una meta determinada.

 

Un proceso de coaching se puede interpretar como una especie de manual que puedo construir bajo una guía personalizada y pese a que en  cierto modo el ser humano se resiste al cambio, los resultados son gratificantes y satisfactorios.

Camila Rojas, http://%20
mcr.vietes@gmail.com