Nicolás es un viejo amigo de la universidad, y aun cuando dejamos de hablar por cierto tiempo, siempre lo he tenido en muy buen estima y considerado como una persona amable, por ende rápidamente acepte participar en sesiones de coaching con el. Estas sesiones me permitieron atender ciertos asuntos desde otra perspectiva a las ya exploradas, y me di cuenta que hablando sobre ciertos temas con Nicolás me permitieron cuestionarme y poner a la luz algunas cosas que no había querido enfrentar.

 

Con la ayuda y el apoyo de Nicolás he decidido comenzar un proceso de transformación para vivir una vida plena; no permitiendo que ciertos miedos y emociones se interpongan en el camino de una vida feliz. Me ayudo a darme cuenta del valor de la familia y ahora tengo una relación mas cercana y amorosa con mi padre y madre.

 

Gracias Nicolás por tu apoyo y amistad.

 

 

DAVID ROJAS, davidrojas15@hotmail.com